WWF estudia responsabilidades penales en la licitación del dragado del Guadalquivir anunciada por la Autoridad Portuaria

Europa Press. La organización ecologista WWF ha anunciado que está estudiando la  posibilidad de llevar por la vía penal, caso de concretarse, el nuevo  proyecto de dragado de profundización del estuario del río  Guadalquivir, que según ha anunciado la Autoridad Portuaria de  Sevilla incluiría la licitación de las obras del mismo durante el  próximo año 2013, dentro del marco financiero comunitario que  finaliza precisamente antes de que concluya el año próximo.

El responsable de la Oficina para Doñana de WWF, Juan José  Carmona, ha subrayado a Europa Press que el colectivo tiene la plena  convicción de que si este proceso acabara materializándose “el asunto  acabará en los tribunales, en la vía administrativa seguro, y  estudiamos una posible vía penal”.

Y es que, a juicio de la asociación ecologista, los procedimientos  “están para cumplirlos” y las administraciones no pueden “saltárselos  a su antojo”, máxime cuando, de cristalizar el conflicto, “estaríamos  hablando de un escándalo a nivel internacional con la implicación de  la Unesco y la apertura de una queja ante la Unión Europea”.

“Si el Puerto no quiere que pase lo mismo que con la Biblioteca  del Prado, como se ha referido, lo que tendrá que hacer es cumplir la  normativa”, ha indicado Carmona, que ha recordado que, aunque aún  está pendiente un pronunciamiento definitivo por parte del Ministerio  de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, “lo único que pueden  decir es lo que ya señalaron en 2011, sin otra valoración oficial  posterior, que es que hay que recuperar el río”.

Con ello, el responsable de la Oficina para Doñana de WWF alude a  un condicionado técnico excluyente según el cual se refleja que antes  de empezar el dragado tiene que recuperarse el río, “antes y no  mientras”, señalando que otro tipo de actuación “es imposible,  excepto que el Puerto quiera saltarse la normativa y a las  administraciones públicas mayores”.

Para Carmona, la Autoridad Portuaria “ha empezado la casa por el  tejado con la esclusa”, pues, en su opinión, “era muy lógico  justificar la construcción de una esclusa porque era lo que Sevilla  necesitaba, pero han querido forzar la situación de una manera  determinada, que es la de hechos consumados, con una gran inversión  en una infraestructura que ahora, por fuerza, deben dejarle poner en  marcha”.

El presidente del Puerto de Sevilla, Manuel Fernández, indicó a  Europa Press que se está redactando este nuevo proyecto, que tiene  que ser aprobado por el Consejo de Administración de la Autoridad  Portuaria. Posteriormente, se remitiría al Consejo de Participación  de Doñana, que emitiría un informe preceptivo no vinculante a la  Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, y finalmente, al  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Fernández también aseguró que el nuevo proyecto que se está  redactando recoge las recomendaciones del Dictamen de la Comisión  Científica para el Estudio de las Afecciones de las Obras de Dragado  del Río Guadalquivir.