Cañete reconoce que sería “suicida” dragar el Guadalquivir antes de blindar Doñana

Indica que aún hay que garantizar dos temas fundamentales, como los cultivos de arroz y la protección de los márgenes de Doñana.

El ministro de El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha manifestado este sábado que un posible dragado del río Guadalquivir requiere un proyecto de medidas correctoras.

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha explicado que la declaración de impacto ambiental que se hizo en su día con los requisitos de la comisión científica está en vigor y para que se pueda hacer el dragado hay que hacer un proyecto de medidas correctoras que tiene que mandar la Autoridad Portuaria.

Para el ministro, todavía hay que garantizar dos temas fundamentales, como son que no se iban a salinizar los cultivos de arroz y que los márgenes de Doñana tenían que quedar totalmente protegidos ante los problemas de erosión que pueden causar las olas de grandes buques.

Ha manifestado que se tiene que ver si el proyecto que mande la junta del puerto tiene todas las medidas correctoras para garantizar ambas cosas.

Ha agregado que cuando ello se produzca, se hará un análisis y se verá, apuntando que, hasta el momento, no está garantizado el tema de la salización del arroz, mientras que la protección de las márgenes requiere especificar con toda precisión qué medidas correctoras se puedan poner y qué impacto pueden tener.

Según el ministro, cuando todo eso se reúna, se podrá dar una autorización para hacer el dragado y en tanto eso no se produzca, “sería suicida poner en riesgo un cultivo como el arroz o una zona de protección medioambiental tan exclusiva como es el Parque Nacional de Doñana”.

Anuncios

CCOO exigirá paralizar la profundización del dragado del Guadalquivir

rio-guadalquivir-antes-de-llegar-al-embalse-del-tranco.jpgDiario de Cádiz. El sindicato CCOO de Cádiz hace un llamamiento, invitando tanto a los partidos políticos como a las organizaciones sociales de la provincia, para exigir al Gobierno central y al andaluz la “paralización inmediata” de la obra del dragado de profundización del río Guadalquivir con la que se pretende que los buques de gran calado lleguen hasta el puerto de Sevilla.

Según CCOO, esta “obra faraónica” supone un gran impacto medioambiental, además de unos efectos sociales y económicos devastadores para provincias como Cádiz o Huelva, “rompiendo la necesaria cohesión territorial y una visión integral del río y de todo el territorio andaluz”.

Este sindicato cree “que se quiere forzar el desarrollo del dragado de profundización, obviando las evaluaciones medioambientales, sociales, económicas y sus consecuencias”. Por ello, invita, al PP y al PSOE gaditano “para que cesen de una vez por todas sus posturas partidistas y disputas estériles, orientando sus políticas en la defensa real de nuestra provincia de forma consensuada como es o debiera ser su obligación”.