El Parlamento aprueba instar a la Junta a evitar que el Dragado se haga sin los requisitos científicos

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS).- La Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento de Andalucía ha aprobado una proposición no de ley (PNL) presentada por el Grupo de IULV-CA en la que solicita de la administración autonómica una implicación directa para evitar que el proyecto de dragado de profundización del río Guadalquivir promovido por la Autoridad Portuaria de Sevilla pueda llevarse a cabo sin cumplir los requisitos técnicos establecidos por la comisión científica, condición vinculante de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Dicha PNL, a la que ha tenido acceso Europa Press, insta concretamente a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio a que se dirija a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente planteándoles la “obligación” de cumplir con lo dispuesto en el dictamen científico y que, asimismo, reclame al Gobierno central aplicar la cantidad incluida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014 para el dragado a acometer las intervenciones previas detalladas.

Y es que, según ha expuesto el diputado de la federación de izquierdas Manuel Baena, fue una “sorpresa” ver cómo en los PGE se destinaba una partida “innominada” de 400 millones para el proyecto. Así, ha recalcado la necesidad de que se cumplan las disposiciones legales, puesto que “todos estamos sometidos al cumplimiento de la ley” y que cualquier intervención de estas características que no contemple las tareas previas preceptivas “pone en riesgo la pervivencia de Doñana”.

Por parte del Grupo Socialista, el parlamentario Manuel Carmona se ha mostrado partidario de “dar mayor peso a las voces que recomiendan prudencia” y “escuchar a los que saben”, recordando que tanto la Comisión Europea como la Unesco han alertado de las repercusiones negativas que dicho proyecto tendría para la protección natural y el valor patrimonial del espacio de Doñana. “Nada más peligroso que jugarse, con la desesperación que marcan los tiempos, el legado que hemos recibido”, ha apostillado.

Por contra, la diputada del Grupo Popular -que se ha abstenido en la votación, frente al apoyo de PSOE e IU- Alicia Martínez ha criticado una PNL “anclada en el pasado”, al ir contra una actuación “ya en marcha, después de diez años paralizada”, en un momento en que la región necesita “apuestas económicas claras”. De este modo, ha optado por continuar con la iniciativa, aunque “con absolutamente todas las garantías que precisa el enclave singular en el que nos encontramos”, pues “ningún fundamento lo impide de forma categórica”.

Anuncios

WWF exige la retirada “definitiva” del dragado del Guadalquivir ante el expediente abierto por Comisión Europea

   La Comisión Europea ha abierto un procedimiento de “infracción contra España” por el proyecto de dragado del Guadalquivir impulsado por la Autoridad Portuaria de Sevilla a raíz de la queja interpuesta por WWF España, confirmando de esta manera las autoridades europeas que este proyecto puede “vulnerar la normativa comunitaria de protección de la naturaleza, por los graves impactos que ocasionaría sobre Doñana y otros espacios de la Red Natura 2000”, según indica WWF en un comunicado. (Europa Press).

   Por ello, la organización conservacionista reclama al ministro de Agricultura, Alimentación y Pesca, Miguel Arias Cañete, a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que se abandone “definitivamente este proyecto ilegal y se ponga en marcha la recuperación del Guadalquivir”.

En mayo de 2012, WWF España presentó una queja ante la Comisión Europea contra el dragado de ensanche y profundización del estuario del río Guadalquivir, que la Autoridad Portuaria de Sevilla pretende llevar a cabo dentro del proyecto ‘Actuaciones de mejora en accesos marítimos al puerto de Sevilla’. La organización conservacionista presentó la queja al considerar, de acuerdo con los dictámenes científicos –como el de la Comisión para el estudio de las afecciones del dragado del río Guadalquivir–, que el proyecto dañaría gravemente la integridad de espacios protegidos por la legislación europea, como el Parque Nacional de Doñana o el propio estuario.

Además, las conclusiones de la Misión Internacional conjunta del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Secretaría del Convenio Ramsar, así como las resoluciones de la UNESCO de 2012 y 2013, rechazan también el proyecto.

Ahora, la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea da la razón a WWF España en su queja, “el dragado del Guadalquivir puede vulnerar la directiva comunitaria 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres”.

Tras esta decisión, WWF pide al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y al Ministerio de Fomento que “pongan fin” al dragado de profundización y comiencen a recuperar el “maltratado” Guadalquivir, junto con el resto de administraciones implicadas en su gestión.

WWF reclama al departamento que dirige Miguel Arias Cañete que dedique los 33,1 millones presupuestados en los PGE de 2014 para el proyecto de mejora de los accesos al Puerto de Sevilla, a la restauración ecológica del río y del estuario, que se encuentra en estado crítico.

Entre otras medidas recomendadas por los científicos, WWF pide la recuperación los llanos mareales, la mejora de la gestión de los recursos pesqueros, la mejora de la depuración de las aguas que se vierten al río y un aumento de la cantidad de agua dulce que llega al estuario.

“La decisión de la Comisión Europea confirma lo que desde WWF venimos denunciando desde hace diez años, que el dragado no sólo es inviable desde el punto de vista científico, también lo es desde el normativo. Creemos que es un golpe mortal para el dragado”, ha asegurado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España.

“Es hora de enterrar definitivamente este proyecto que amenaza a Doñana y sentencia al Guadalquivir e invertir en la recuperación del río y del estuario, amenazado obstinación de la Autoridad Portuaria de Sevilla”, ha concluido.