WWF exige la retirada “definitiva” del dragado del Guadalquivir ante el expediente abierto por Comisión Europea

   La Comisión Europea ha abierto un procedimiento de “infracción contra España” por el proyecto de dragado del Guadalquivir impulsado por la Autoridad Portuaria de Sevilla a raíz de la queja interpuesta por WWF España, confirmando de esta manera las autoridades europeas que este proyecto puede “vulnerar la normativa comunitaria de protección de la naturaleza, por los graves impactos que ocasionaría sobre Doñana y otros espacios de la Red Natura 2000”, según indica WWF en un comunicado. (Europa Press).

   Por ello, la organización conservacionista reclama al ministro de Agricultura, Alimentación y Pesca, Miguel Arias Cañete, a la ministra de Fomento, Ana Pastor, y a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que se abandone “definitivamente este proyecto ilegal y se ponga en marcha la recuperación del Guadalquivir”.

En mayo de 2012, WWF España presentó una queja ante la Comisión Europea contra el dragado de ensanche y profundización del estuario del río Guadalquivir, que la Autoridad Portuaria de Sevilla pretende llevar a cabo dentro del proyecto ‘Actuaciones de mejora en accesos marítimos al puerto de Sevilla’. La organización conservacionista presentó la queja al considerar, de acuerdo con los dictámenes científicos –como el de la Comisión para el estudio de las afecciones del dragado del río Guadalquivir–, que el proyecto dañaría gravemente la integridad de espacios protegidos por la legislación europea, como el Parque Nacional de Doñana o el propio estuario.

Además, las conclusiones de la Misión Internacional conjunta del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Secretaría del Convenio Ramsar, así como las resoluciones de la UNESCO de 2012 y 2013, rechazan también el proyecto.

Ahora, la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea da la razón a WWF España en su queja, “el dragado del Guadalquivir puede vulnerar la directiva comunitaria 92/43/CEE relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres”.

Tras esta decisión, WWF pide al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y al Ministerio de Fomento que “pongan fin” al dragado de profundización y comiencen a recuperar el “maltratado” Guadalquivir, junto con el resto de administraciones implicadas en su gestión.

WWF reclama al departamento que dirige Miguel Arias Cañete que dedique los 33,1 millones presupuestados en los PGE de 2014 para el proyecto de mejora de los accesos al Puerto de Sevilla, a la restauración ecológica del río y del estuario, que se encuentra en estado crítico.

Entre otras medidas recomendadas por los científicos, WWF pide la recuperación los llanos mareales, la mejora de la gestión de los recursos pesqueros, la mejora de la depuración de las aguas que se vierten al río y un aumento de la cantidad de agua dulce que llega al estuario.

“La decisión de la Comisión Europea confirma lo que desde WWF venimos denunciando desde hace diez años, que el dragado no sólo es inviable desde el punto de vista científico, también lo es desde el normativo. Creemos que es un golpe mortal para el dragado”, ha asegurado Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España.

“Es hora de enterrar definitivamente este proyecto que amenaza a Doñana y sentencia al Guadalquivir e invertir en la recuperación del río y del estuario, amenazado obstinación de la Autoridad Portuaria de Sevilla”, ha concluido.

 

Anuncios