WWF rechaza el dragado parcial que anuncia Puerto de Sevilla y recuerda la obligación de cumplir con el dictamen de los expertos

Ante el anuncio realizado por la Autoridad Portuaria de Sevilla de realizar un dragado de profundización parcial en 2015 de 0,85 metros, aplazando el resto del proyecto a años posteriores, WWF se manifiesta totalmente en contra y reitera su petición al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de que descarte definitivamente el dragado de profundización por sus efectos negativos sobre el estuario del Guadalquivir.

WWF pide al Gobierno estatal y a la Junta de Andalucía que impidan esta acción, que considera un claro fraude, y solicita que pongan en marcha las medidas imprescindibles para la recuperación del estuario, de acuerdo con el dictamen científico realizado en 2010.

Peligros de navegar por el Guadalquivir, uno de los al menos 50 accidentes acontecidos en los últimos 3 años. El Citadel embarrancado.

Peligros de navegar por el Guadalquivir, uno de los al menos 50 accidentes acontecidos en los últimos 3 años. El Citadel embarrancado.

Hay que advertir que de acuerdo con la decisión del Ministerio de Medio Ambiente en 2011, dicho dictamen de la Comisión Científica es una condición de la DIA, por lo que sin su cumplimiento y posterior evaluación previa, no se puede ejecutar ningún tipo de dragado de profundización, ya sea parcial o total hasta los 8 metros.

WWF recuerda que, tres años después de esa decisión, las administraciones no han avanzado en la puesta en marcha de la gestión integral del estuario, ni han impulsado las medidas mínimas que pedían los científicos para la recuperación del río, como la restauración de los llanos mareales, el aumento de los caudales de agua dulce que llegan al estuario o la reducción de la contaminación procedente de la cuenca del Guadalquivir.

Además, no se debe olvidar que actualmente la Comisión Europea tiene abierta una queja contra España por este proyecto, por lo que no debería comenzar ninguna actuación hasta que este procedimiento esté resuelto.

En la última reunión de su Comité de Patrimonio de la Humanidad, celebrada en junio,la UNESCO volvió a exigir a España que se comprometa a descartar definitivamente el dragado de profundización del Guadalquivir, un proyecto que supondría un impacto inasumible para los valores universales de Doñana. La preocupación de los organismos internacionales por la situación de Doñana es tan grande que la UNESCO ha pedido una nueva misión internacional, conjunta con la Secretaría del Convenio Ramsar, como la desarrollada en 2011.

Anuncios