Feragua, Asaja y la federación de arroceros se oponen a la ejecución inmediata del dragado del río Guadalquivir que promueve la Autoridad Portuaria de Sevilla

Los fondos europeos no pueden ser la excusa para un Dragado sin garantías.

Feragua, la Federación de Arroceros y ASAJA coinciden en que la posible pérdida de fondos europeos no puede ser la excusa para autorizar un proyecto que en el momento actual no reúne las condiciones para que pueda ejecutarse sin causar daños irreparables al medio ambiente, a la actividad económica de la Cuenca y a la imagen internacional de Andalucía.

La presidenta de Feragua, Margarita Bustamante, el presidente de Asaja, Ricardo Serra, el presidente de la Federación de Arroceros, Juan Cuquerella, y el alcalde de la localidad de Isla Mayor, Ángel García Espuny, ofrecieron una rueda de prensa en la que expresaron su oposición a la ejecución inmediata del dragado del río Guadalquivir que promueve la Autoridad Portuaria de Sevilla, al entender que en el momento actual no se dan las garantías para un dragado sostenible.

A este respecto, señalaron que la modernización del arroz es tan indisociable al dragado como el proyecto de márgenes. Dicho de otra forma, sin un presupuesto y un calendario de actuaciones que contemple de forma paralela el dragado, la modernización del arroz y la ejecución del proyecto de márgenes, no hay garantía alguna para la agricultura y el medio ambiente. Dado que el proyecto de modernización del arroz no se ha incluido en los fondos Feder, el proyecto del dragado no puede iniciarse.

Las tres organizaciones advirtieron que se tomarían medidas legales y de movilización social en caso de iniciarse el dragado sin las adecuadas garantías.

Por su parte, el alcalde de Isla Mayor, Ángel García Espuny, quien también habló en nombre del regidor de Los Palacios, Juan Manuel Valle Chacón, subrayó que el Guadalquivir “lo es todo” para estas dos localidades, recordó que “las directrices de la comisión científica y el informe de la UNESCO son contrarios al Dragado” y que los cambios en el río en el pasado siempre han generado “irreparables pérdidas; por eso, si se hace el Dragado no habrá marcha atrás, nos enfrentaremos a un daño irreparable”.

Anuncios