Feragua y los arroceros acusan al Puerto de “vender humo” sobre el dragado

Ven “falaz y demagógica” la interpretación de la Autoridad Portuaria acerca de la sentencia.     22-11-14. R.S. Diario de Sevilla.

La federación mayoritaria de regantes de Andalucía (Feragua) que preside Margarita Bustamante, la Federación de Arroceros y la organización agraria Asaja destacaron ayer que hasta ahora “la Autoridad Portuaria sólo se ha dedicado a vender humo sobre el dragado, insiste en la necesidad de acabar el dragado antes de final de año y ni siquiera ha presentado aún el proyecto de defensa de márgenes”. Estas entidades siguen manteniendo una oposición férrea al dragado, si no va acompañado de la modernización del sistema de riego del arroz.

Reaccionan así tras las informaciones aparecidas ayer en la prensa sobre el dragado del Guadalquivir y sobre la interpretación que el Puerto ha realizado de la reciente sentencia de la Audiencia Nacional que rechaza el recurso de la organización ecologista WWF.

Las tres organizaciones recalcaron que la sentencia, “lejos de allanar el camino al dragado que pretende realizar la Autoridad Portuaria de Sevilla”, deja clara la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), que “es la mejor garantía contra un dragado insostenible y sin la adecuada protección al medioambiente y a la actividad agrícola que se desarrolla en el estuario, y el mejor blindaje para que este proyecto sólo pueda realizarse dando cumplimiento estricto a todas las reservas y recomendaciones ambientales planteadas en su momento por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)”.

Así pues consideran “falaz y demagógica” la interpretación del Puerto sobre la sentencia de la Audiencia Nacional “pues no hay en esa sentencia una sola línea sobre el fondo de la cuestión, y menos aún una línea despejando el camino al dragado, como se ha vendido“.

Los regantes de Feragua, la federación de arroceros y Asaja consideran que la ejecución del dragado debe supeditarse a la puesta en marcha de un plan de medidas correctoras y compensatorias para todos los afectados, y muy especialmente al Proyecto de protección de márgenes y al proyecto de Modernización del Sector Arrocero, principal, pero no único, sector económico perjudicado por el dragado. Y señalan que no hay avance alguno en estas medidas e insisten en que el presupuesto que maneja el Puerto para todo el proyecto de dragado es completamente insuficiente, y no da para abordar en su totalidad las duras medidas ambientales exigidas por la DIA.

Piden a las administraciones públicas y partidos políticos que actúen en defensa de la legalidad y de los intereses generales, no conveniencias “preelectorales”, y a los representantes empresariales y sindicales, que sean representantes de los intereses comunes “y no sólo de una parte”.

 

Anuncios